sábado, 4 de febrero de 2012

Criterios de selección de Metodologías de desarrollo de Software

La buena selección metodologías; y también el buen desarrollo software; es producto o resultado de una buena selección de estándares y normas para trabajar mediante una Metodología de Desarrollo de Software fija.  En la actualidad, la experiencia en el área de la Informática me ha permitido comprender que el diseño y el desarrollo de software no es una tarea sencilla, por mucho tiempo esta labor se ha llevado adelante sin una metodología definida.  

Sabemos por conocimiento puramente profesional que las metodologías tradicionales se basan en normas provenientes de estándares seguidos por el entorno de desarrollo; con una fuerte y cierta resistencia a los cambios donde todo se encuentra impuestas externamente y poseen un proceso muy controlado, con numerosas normas. Pero eso no es todo, dichas metodologías tradicionales necesitan un contrato prefijado donde el cliente interactúa con el equipo de desarrollo mediante reuniones con grupos grandes los cuales requieren de mas artefactos y el resultado final se basa en la arquitectura del software es esencial.

Las metodologías agiles son todo lo contario. Se basan en heurísticas provenientes de prácticas de producción de código; total y completamente preparados para cambios durante el proyecto las cuales son impuestas internamente por el equipo con proceso menos controlado, con pocos principios. Así como también con un contrato flexible e incluso inexistente, donde el cliente es parte del desarrollo y los grupos son pequeños por lo que se incluyen pocos artefactos y existe una menor énfasis en la arquitectura del software.

Todo lo anteriormente mencionado, me ayuda a concluir algunas cosas. Es claro que antes de desarrollar un producto software, necesitamos comprender la visión del producto, la cual podemos obtenerla en base a la vinculación con el cliente, y un previo establecimiento del modelo de ciclo de vida del software, así como la gestión de los requisitos, el plan de desarrollo y también la parte de la integración del proyecto. Esto nos permitirá tener un amplio panorama donde podremos ver las medidas de progreso del proyecto, así como las métricas para evaluar la calidad, las maneras de medir el riesgo, y saber con ello como gestionar los cambios y así establecer una línea de meta; lo que nos ayuda para poder seleccionar una metodología de desarrollo de software; pues al ver lo que realmente necesitamos, podremos ver que es lo que nos proporciona una metodología tradicional y una ágil, independientemente de cuál seleccionemos para llevar a cabo el desarrollo de nuestro software, ya que tenemos variedades de metodologías tanto tradicionales como agiles. Lo que se debe tener claro es que, para tener una selección optima de metodología, este aspecto no ha sido tratado de manera adecuada, sobre todo en el ámbito de las metodologías tradicionales, y en el caso de las ágiles no existe un criterio unificado para poder llevar una debida selección de la metodología a tratar para poder desarrollar un software de calidad. Ahora bien por lo anteriormente mencionado podemos tener una guía de orientación, o una formulación inicial para la debía selección, el cual puede llenar las expectativas base del cliente, que es un coste del desarrollo inicial relativamente bajo, con un software fácil de mantener, portable a nuevo hardware y sobre todo que haga lo que el cliente quiere, ya que  en base a la información existente a la fecha y a la experiencia personal, puedo decir que la formulación para poder seleccionar una buena metodología se basa en una buena selección por criterios de expertos y por conocimiento de desarrollo en la rama de los analistas y diseñadores que nos guie a la pura necesidad del cliente y la metodología que se acople a dicha necesidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada